Imprimir
PDF

El poder institucional de Latinoamérica con perfume de mujer

on .

Valoración de los usuarios: / 0
PobreEl mejor 

El poder  históricamente ha sido atribuido a los hombres como producto de los liderazgos que les dieron la participación y protagonismo social, la fuerza de concretar acciones y en esa imagen de puntal de familia, de organizaciones civiles, institucionales, militares y en todos los órdenes de la vida. Ni hablar si de poder de gobernar pueblos especificamos. 

 

Hoy por hoy, sin hacer alardes de análisis históricos ni conceptualizaciones sobre la evolución de la mujer en el poder, quisiera destacar el papel que ha logrado al  convertirse en una sensible transformadora de la sociedad en estos últimos años alcanzando el poder de los poderes terrenales que es el de dirigir los destinos de un pueblo. 

En el mes Internacional de la Mujer, bien podemos decir que sillones presidenciales se tapizaron de color rosa, al sentarse en ellos Mujeres elegidas democráticamente, en el más claro ejemplo de lo que la democracia brindó a las mujeres en el  preciado cupo femenino para ostentar cargos políticos y representativos. 

Equidad política de género es lo que podemos considerar en los nombres presidenciables femeninos, demostrando que en los pueblos americanos las mujeres han logrado un mayor nivel de participación política, consecuente para muchos en el progreso educativo global de sus países que han permitido un concreto involucramiento ciudadano a partir de la confianza depositada en ellas para administrar sus destinos.  

Algunos analistas prefieren definir al fenómeno femenino institucional como la constitución de sujetos políticos que por su sensibilidad se sustentan en tres dimensiones: realidad social, toma de posición y fuerte acción política. 

Como mujer y en lo personal prefiero admitir que la historia de la evolución de los pueblos y los hombres, las mujeres hemos sido capaces de demostrar que contamos con iguales capacidades y fortalezas para representar a los otros, para ser líderes y administradoras de los sueños propios y ajenos, conscientes y realistas con la esencia natural de visionar, proyectar y proteger. 

Por eso me voy a permitir, mencionar a las mujeres Americanas que con perfume de mujer dejaron y dejan en sus mandatos la impronta de la capacidad femenina de asumir el poder que representa los intereses de la gente: 

*Isabel Martínez de Perón: de Argentina que siendo vicepresidente asume la presidencia al reemplazar por su fallecimiento a Juan D. Perón - 1974/1976. (Destituida por golpe militar). La primera mujer en asumir la magistratura de un país en América Latina. 

*Lidia Gueiler Tejada: de Bolivia -1979/1980. (Destituida por golpe militar) 

*Eugenia Charles: Dominica - 1980/1995 Tiene el récord mundial presidenciable con 14 años de mandato democrático. 

*Violeta Chamorro: Nicaragua – 1990/1997. Fue acompañada en su fórmula por otra mujer, la Vicepresidenta Julia Mena. 

*Mireya Moscoso: Panamá – 1999/2004 

*Portia Simpson Miller: Jamaica – 2006/2007. 

*Michelle Bachelet: Chile – 2006/2010. 

*Laura Chinchilla: Costa Rica – desde 2010. 

*Kamla Persad-Bissessar: Trinidad Tobago – desde 2010. 

*Michaëlle Jean: Canadá - Gobernadora General 2005/2010.  

*Dilma Rousseff: Brasil – desde 2011. 

*Cynthia Pratt: Bahamas. Siendo Vicepresidente (2002/2007) asume la presidencia por un mes en 2005 reemplazando al primer ministro. 

*Claudette Werleigh 1995/1996 – Michelle Pierre-Louis 2008/2009, fueron las primeras ministros de Haitti. 

*Rosalía Arteaga Serrano: Ecuador – fue vicepresidente 1996/1998 y Presidenta por 2 días en 1997. 

*Janet Jagán: Guyana 1997/1999. 

*Cristina Fernández de Kirchner: Argentina – primer mandato 2007 y reelecta con mandato hasta 2015 

Viviana Antonuci.

El poder institucional de Latinoamérica con perfume de mujer
Newer:
60775376